Capricornio y la cima de la rueda zodiacal

Tierra, Saturno, el signo de Cáncer. y la acción concreta

El imaginario de capricornio suele quedarse bastante limitado entre las connotaciones de signo de Tierra y la regencia planetaria de Saturno. La clave del zodíaco según los elementos es fundamental, pero más importante es la triplicidad, aspecto no tan conocido como los cuatro elementos. Fuego, tierra, aire y agua definen las cuatro formas coaguladas a través de las que la energía se expresa. La triplicidad o la cruz de motivación definen el impulso que opera en cada fase, algo así como la dirección, mientras que los elementos, el cómo.
Hasta aquí Capricornio es el signo de tierra de la cruz cardinal. Movimiento concreto, focalizado, una meta definida. Es el signo que abre el Solsticio de Invierno, portal de dioses, umbral mágico que inicia la estación invernal. Momento más oscuro del año, donde empieza poco a poco a emerger y crecer la luz diurna.

Movimiento, gracias.

Capricornio avanza en un movimiento muy concreto, muy práctico y bastante decidido. A buen paso, cual cabrita al monte. Es totalmente consciente los recursos que tiene, y también de sus carencias, las propias y las del entorno. Con esto, nada le impide alcanzar toda meta que se propone, experto conocedor de las barreras y pasos peligrosos, con un amplio y creativo abanico de soluciones prácticas y tenaces. Esto es una de sus pasiones. Sabio del tiempo, de los ciclos, de que la práctica es el secreto de llegar a todas las cimas. Cima tras cima, nada parece resistirse al ingenio capricorniano. ¿Qué define sus propósitos? Esta es la pregunta que puede atormentar al signo de la cabrita. ¿Es moral? y más profundamente, ¿qué es la moral?, ¿qué parámetros la definen?, ¿a quién obedece el impulso que mueve a ascender y tener éxito en la vida?

Espiritualidad capricorniana. SI, espiritualidad. La práctica, la auténtica.

Saturno como doble regente del signo (exotérico y esotérico) encierra profundos secretos. Se activa el eje vertical en esta esfera. Eje no tan conocido como el horizontal. La verticalidad es siempre más arriesgada. La semilla que tira desde abajo, la nada por arriba. En las alturas, la bruma, los cielos, y más allá, la sabiduría de las estrellas. Cáncer sostiene la subida de capricornio, es un lugar de vuelta para esta esfera, no se puede olvidar y subir demasiado, dejando la matriz atrás, las raíces que le han dado la vida, o la caída desde las alturas puede ser al abismo, cruda y abrupta como un cabezazo seco contra un muro. De aquí ya no pasas. Si tu poder ha sido demasiado pernicioso, demasiado calculador, demasiada ambición de poder apegada a la materia, al ego. Zas! el golpe puede ser duro. La espiritualidad.
La única respuesta. Capricornio, primero de los tres signos espirituales, el amanecer de la luz divina. No una paja mental de ideas sobre espiritualidad, no. Ni misticismos, ni intuiciones edulcoradas. La espiritualidad llevada a la práctica, los límites que una vez aceptados, desaparecen, la magia genuina, que se pone en práctica en el plano físico y mueve este plano, denso, atrapado en la gravedad, para desafiarla, transcenderla y elevarse, desde aquí, a todos los planos, refinando el cuerpo, conociendo el límite, los anillos de Saturno, y traspasándolos.

/// aprende astrología ///

En Barcelona, cada mes se realiza un workshop profundizando y abordando la esfera de cada signo solar, más aquí

/// ¿conoces tu mapa celeste? ///
aquí puedes ordenar un estudio online o presencial de tu carta natal, descubrir tus estrellas, alquimia en tu vida.