tierra de eclipses // rahu y ketu

la tierra se alinea entre las dos luminarias (diurna y nocturna) dos veces en el año. se genera entonces una triple corriente electromagnética que fusiona la órbita solar, lunar y el cuerpo planetario tierra en el mismo eje que ambas. se eclipsan los cuerpos, nuestros cuerpos, con la activación de estos dos planos en un mismo eje. se forman de esta manera dos nódulos o puntos de intersección en el espacio. el primero en el plano norte de la eclíptica solar, llamado nodo lunar ascendente /rahu en el imaginario cósmico hindú y el segundo en el plano sur de la eclíptica /ketu para la jyotish

los eclipses abren, obstruyen, paran el tiempo. son momentos donde se superponen los planos inconscientes con el plano consciente, frente a frente. y se precipitan hacia el cuerpo, generando una activación, un canal que conecta estos planos.

el ser humano tiene tendencia a olvidar, y los eclipses activan la memoria /pasada y futura/ en estos ejes se crea y se define la memoria colectiva, individual y cósmica

// rahu y ketu //

en las escrituras védicas se encuentran las referencias más antiguas y completas a estos dos puntos celestes orbitales. arquetípicamente se corresponden con Rahu y Ketu, dos partes de un mismo daimon con forma de dragón que fue cortado en dos por querer apropiarse del elixir de la inmortalidad /amrita/ que Vishnu ofrecía a los devas y diferentes entidades planetarias. el Sol y la Luna descubrieron al daimon y Vishnu espada en mano lo partió en dos. pero ya había probado unas gotas del elixir y así quedó, eternamente dividido en dos partes, cabeza y cola (cabeza de dragón y cola de dragón) 🐉 desde entonces el dragón partido en dos navega el espacio y dos veces en la trayectoria solar anual aparece y alcanza al Sol y la Luna, les hace jaque, y vuelve a desaparecer. Rahu es la cabecita del dragón, el primer eclipse que se produce, trayectoria orbital ascendente, cuando el dragón aparece. Ketu es la cola, segundo eclipse, nodo sur que desciende, y la cola del dragón, que vemos desaparecer

este eje, que podríamos definir como la trayectoria del dragón, es algo así como dos puertas que se van moviendo en el cielo, siempre presentes, pero dormidas la mayor parte del tiempo. en el momento en que los eclipses se realizan, las puertas se abren, se despierta el dragón. Sol y Luna conversan y dejan paso al daimon que como un rayo ilumina este eje. el dragón devora lo que encuentra, enciende con su llama todas las puertas y se lleva consigo lo que se interpone en su camino

las lunas que vienen con eclipses activan esta triple corriente electromagnética. el efecto tiene lugar durante toda la lunación y de manera precisa los días cercanos al punto exacto de las dos fases lunares polares /luna nueva o eclipse solar y /luna llena o eclipse lunar. se produce algún tipo de estampida en algún lugar de nuestras vidas y de nuestros cuerpos. ya sea como acontecimiento repentino, como catarsis emocional, como revelación espiritual, experiencia psíquica.. se solapan y se abren los mundos de la conciencia, esfera solar, y los mundos nocturnos conectados al inconsciente, esfera lunar

la conciencia, en la integración

las memorias, abiertas.
en preparación para soltar lo que no y en disposición para tomar lo que se abre camino

la historia y las mareas colectivas se van escribiendo y sucediendo a través de los eclipses. el dharma y el karma del ente sociedad, con su inconsciente colectivo, su astral y sus patrones arquetípicos se pueden hilar a través de estos puntos

algo sobre los eclipses season 2019 aquí

// aprende cosmología //

interpretar el cosmos es un conocimiento que llevamos en la biología, que forma parte de un recuerdo, de la porción de cosmos que cada individuo lleva consigo. reconocerlo es abrir puertas a muchos mundos en este
.formación presencial en barcelona y otras ciudades
.workshops online

// sesión individual para conocer tu carta //

aquí puedes ordenar un estudio online o presencial de tu carta natal, ver tus estrellas, tu propia constelación, tu microcosmos